Cada vez más madres y padres postergan la edad de tener hijos por la falta de estabilidad y el cambio de preferencias vitales. Mientras, la pirámide poblacional española se resiente