Foro Amistad Corazón Amarillo
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Buenos días, tardes, noches.
Ayer a las 22:45 por Reina de Corazones

» Pregunta - Respuesta.
Ayer a las 22:29 por Reina de Corazones

» Salón Musical Reina de Corazones.
Ayer a las 22:11 por Reina de Corazones

» ** Extractor de palabras **
Ayer a las 21:57 por Aveline

» 100 Toneladas de Jamón.
Ayer a las 21:50 por Aveline

» Hilo Chat para hablar de todo.
Ayer a las 21:45 por Aveline

» En blanco y Negro
Ayer a las 19:40 por Nadie

» Un poco de Fruta ?
Ayer a las 19:32 por Nadie

» Y tu, que vas a comer?
Ayer a las 19:17 por Nadie

» Felicidades, hoy es tu Santo.
Ayer a las 19:01 por Nadie

» En clave personal.
Ayer a las 16:25 por Aveline

» Los pequeños placeres de tu vida.
Ayer a las 15:49 por Camel Tropic

» ¿Qué echas de menos?
Ayer a las 15:47 por Camel Tropic

» Los mocos y los kleenex
Ayer a las 15:45 por Camel Tropic

» El mitómano
Ayer a las 15:37 por Camel Tropic

» Test de inteligencia emocional.
Ayer a las 15:30 por Camel Tropic

» Confesiones
Ayer a las 15:23 por Camel Tropic

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 113 el Jue Dic 08 2016, 20:12.

Transgénero en la literatura: ficción, diversidad y discriminación.

Ir abajo

Transgénero en la literatura: ficción, diversidad y discriminación.

Mensaje por Salva el Sáb Oct 01 2016, 18:15

¿Existe una literatura transgénero?

Por supuesto que sí, y no solo eso; la literatura transgénero incluso llegó a anticipar las cirugías de reasignación de sexo, procedimiento que permite que una persona asuma las características físicas del sexo opuesto, en términos biológicos, pero propios a nivel psíquico, emocional y espiritual.

Si bien es cierto que el transgénero existe en la literatura desde hace mucho tiempo, los parámetros que lo contienen fueron cambiando; desde el rechazo inicial a la aceptación, desde la inquietud, la curiosidad y el temor a la comprensión; nunca a la tolerancia, término inadecuado para referirse a las diferencias con otro ser humano.

Por razones que quizá nada tienen que ver con una actitud de aceptación filosófica y social de las personas trans, la literatura exploró esta posibilidad desde finales del siglo XIX, desde luego, como una variante del género de terror. Uno de los ejemplos primarios se encuentra en la novela de H.G. Wells: La isla del doctor Moreau (The Island of Dr Moreau, 1896).

Posteriormente, en 1904, se estableció un caso paradigmático de personas transgénero en la literatura que suele pasar desapercibido. Hablamos del argumento de la historia de L. Frank Baum. La maravillosa tierra de Oz (The Marvelous Land of Oz), donde se revela que la princesa Ozma, habiendo sido convertida mágicamente en un muchacho cuando era pequeña, no alberga recuerdos de su infancia.

La transgresora historia de Oz fue escrita en clave infantil, pero eso no evitó que transitara por un territorio peligroso para cualquier autor de la época que deseara que sus libros fueran comercializados; y explica porque L. Frank Baum se convirtió en uno de los escritores más antipopulares entre los académicos de su tiempo.

Mucho menos precavido, y quizás menos interesado en preservar su reputación, Gregory Casparian publicó en 1906 una historia titulada: Romance y pronóstico del futuro (Romance and Forecast of the Future), donde una pareja de lesbianas sufre en carne viva la más salvaje discriminación, hasta que una de ellas, desesperada, se somete a una operación de cambio de sexo.

Es importante señalar que existen ejemplos anteriores de personas trans en la literatura, sin embargo, estas apariciones rara vez se apoyan en la ciencia, sino más bien en la magia; siendo las personas transgénero sujetos de transformaciones físicas que ocultan un castigo.

De hecho, podemos pensar que uno de los elementos más raros en el género fantástico es que una persona trans realmente cambie su origen. En general, el cambio solo ocurre a nivel físico, pero la verdadera identidad de género permanece inalterable; lo cual suele conducir a la alienación.

Esto se observa en el cuento de Isidor Schneider: Doctor Tránsito (Doctor Transit, 1925), donde la transición de género conduce directamente a la locura. Esto no impide, sin embargo, que el protagonista masculino se sienta completamente feliz con su nueva vida como mujer, aún cuando el cambio no fuese realizado de manera voluntaria.

Otro caso interesante se observa en la historia de André Couvreur: El andrógino (L'Androgyne, 1922), donde de hecho se describe por primera vez los detalles de una operación de cambio de sexo, aunque en términos poco realistas. El narrador, que ha sido operado sin su consentimiento, experimenta su transformación en mujer de forma muy placentera, disfrutando sus cambios físicos, fisiológicos, e incluso psíquicos, aprendiendo a pensar y a sentir como mujer.

Los primeros ejemplos literarios de personas transgénero persiguen un recalcitrante objetivo moral; más adelante, sin embargo, surgieron obras donde este tema se utilizó como un subproducto del horror preternatural que Ovidio representa de forma genial en las Metamorfosis.

En este contexto de amplia desaprobación, un homófobo declarado como H.P. Lovecraft (a quien también queremos y admiramos sinceramente) empleó la noción del transgénero en el relato pulp: El ser en el umbral (The Thing on the Doorstep, 1937, Weird Tales).

Más allá de este relato en concreto, la misoginia de H.P. Lovecraft a menudo engendra el más puro feminismo, antítesis que algunos explican de acuerdo a la crianza inusual del autor; recordemos que Lovecraft era vestido de niña en su infancia.

Pero estas historias no tienen nada que ver con la aceptación de las personas transgénero; por el contrario, utilizan este tópico como un destemplado ejercicio del rechazo, el temor y la discriminación; sin embargo, muchos de esos relatos coquetean inconscientemente con la idea de que la bisexualidad es un rasgo en común en todos los seres humanos.

Un ejemplo clásico es la novela de Robert A Heinlein: No temeré a ningún mal (I Will Fear No Evil, 1970). Allí, un anciano rico y egocéntrico intenta salvarse de la muerte implantando su consciencia en el cerebro de su joven y hermosa secretaria. Heinlein utiliza este recurso y descubre, en el curso de la novela, que este anciano tétrico aprovecha la ocasión para descubrir e incluso disfrutar una fantasía oculta durante años: vivir como una mujer.

A propósito de este autor, en la novela: La luna es una cruel amante (The Moon Is a Harsh Mistress, 1966), Heinlein explora la inteligencia artificial a través de una computadora que se muestra incapaz de diferenciar los conceptos de lo femenino y lo masculino por fuera de lo estrictamente verbal; demostrando así que una inteligencia superior no valoraría las diferencias de género por encima de sus similitudes.

Menos filosófico, en la novela de Roland Puccetti: La muerte del Fuhrer (The Death of the Fuhrer, 1972), presenciamos cómo el cerebro de Adolf Hitler es trasplantado al cuerpo de una mujer joven y sexy, generando uno de los más extraños ejemplos de personas trans en la ciencia ficción.

En los casos anteriores, las personas transgénero son ridiculizadas y no surgen de forma espontánea, es decir, como consecuencia de la necesidad de asumir una identidad propia a nivel psíquico y espiritual, pero opuesta en términos biológicos. No obstante, aquí también podemos encontrar ejemplos muy interesantes.

Continúa:
http://elespejogotico.blogspot.com.es/2016/09/transgenero-en-la-literatura-ficcion.html?m=1:
avatar
Salva
Moderador
Moderador

Mensajes : 6751
Fecha de inscripción : 22/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Transgénero en la literatura: ficción, diversidad y discriminación.

Mensaje por Aveline el Sáb Oct 01 2016, 22:52

A mí me gusta mucho Ranma 1/2. Un chico que cada vez que se moja con agua fría se convierte en chica y cuando se moja con agua caliente vuelve a ser chico.
Es divertido ver cómo se transforma en chica para obtener beneficios y como su compañera de aventuras Akane lo convierte en chica para castigarlo.
avatar
Aveline

Mensajes : 13989
Fecha de inscripción : 09/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Transgénero en la literatura: ficción, diversidad y discriminación.

Mensaje por Salva el Dom Oct 02 2016, 18:50

Aveline escribió:A mí me gusta mucho Ranma 1/2. Un chico que cada vez que se moja con agua fría se convierte en chica y cuando se moja con agua caliente vuelve a ser chico.
Es divertido ver cómo se transforma en chica para obtener beneficios y como su compañera de aventuras Akane lo convierte en chica para castigarlo.

Me da la impresión que en este caso, la ciencia ficción se avergüenza de la ciencia ficción.
avatar
Salva
Moderador
Moderador

Mensajes : 6751
Fecha de inscripción : 22/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Transgénero en la literatura: ficción, diversidad y discriminación.

Mensaje por Dulce de Leche el Dom Oct 02 2016, 20:26



y toda la culpa por hablar de la pertenencia de monsanto por bayer... :dol:
avatar
Dulce de Leche

Mensajes : 6886
Fecha de inscripción : 10/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Transgénero en la literatura: ficción, diversidad y discriminación.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.